Search
martes 20 February 2018
  • :
  • :

Proceso energético para mejorar a nivel físico, mental y espiritual

Corregir huesos rotos. Caídas y accidentes.

Cuando se te rompe un hueso en una caída o situación determinada de una acción física que tomaste, contempla estos aspectos a la hora de detectar que te está afectando o qué te ocasionó esta rotura.

Huesos rotos:

  • Corrige al hueso para que se pegue.
  • Corrige el trauma que hay en el área de la fractura.
  • Hay que poner el hueso fuerte:  De la médula espinal al hueso y del hueso a la médula.
  • Corrige el karma por el que el hueso se rompió.
  • No existen los accidentes. Son acontecimientos que no esperabas que sucedieran y sucedieron.

Para soldar la rotura:

Elimina la resistencia de unión entre tejidos-células-fibras-terminaciones nerviosas-capilares-tejidos que rodean la mucosa.

  • Fortalece el linfático en la zona afectada.
  • Regenera agujeros negros.
  • Limpia mitocondrias: Exceso de sodio-potasio-estamina-antiestamina.
  • Fortalece la conexión de la zona o parte del cuerpo dañada con el sistema nervioso. Equilibra cuerpo-mente-espíritu.

Caídas:

Ver si la debilidad es la línea media (L/M), que está baja la energía ahí. La L/M se debilita y el centro de la estabilidad se debilita.

Ver si hay debilidad en los soportes básicos de tu vida. Falta de estar centrado y entonces es fácil que te caigas. Fortalece los soportes en el futuro.  Pon tu pensamiento en la L/M y restablece: equilibrado-centrado-estable. Cuando por ej. Te caes con facilidad y a menudo: Ver si la debilidad es la dificultad con moverte en tu vida o experiencias negativas o efecto acumulado de moverte en el pasado que no está resuelto en ti.

No moverte hacia adelante puede ser doloroso para ti. Es el insuficiente movimiento lo que produce el dolor.

Accidentes:

Yuen comenta que no existen los accidentes; Pero tú puedes considerar que lo que te sucedió fue por accidente. Es acción que no esperabas que sucediera y sucedió.

Borra estas experiencias de caídas, lesiones y accidentes de tu vida. No aceptes que los accidentes existen.

Si tienes tendencia a herirte a ti mismo o lesionarte o caerte, ver si tienes karma de hacer daño a otros.

Si tienes miedo a atraer otro accidente: Ver si hay debilidad en “otro” pero más bien en “otras cosas en tu vida que están más débiles”. Tienes que ponerte fuerte para extras que aparecen en tu vida y así no tendrás miedo a accidentes.

La debilidad puede ser una experiencia espiritual de debilidad a este nivel más que una debilidad de karma. Experiencias espirituales de accidentes que no se han resuelto y en un intento de resolverlo experimentas de nuevo el accidente.

Corrige:

Primordial es corregir tu forma física interna. Así te recuperas rápido y fácilmente.

Borra malas interpretaciones de lo que son los accidentes.

Corrige compensar o equilibrar dentro – fuera y cada parte de tu cuerpo que esté en equilibrio con el resto del cuerpo.

Fortalecer los cimientos geométricos.

La fuente del dolor no es la mala alineación, sino que 1º tienes el dolor y por eso tienes la mala alineación en tu cuerpo.

El dolor te causa el tener que compensar. El dolor puede venir de tu cuerpo o de fuera de ti (de tu mente, mente de otros o experiencias espirituales tuyas o de otros).

Tienes el dolor y por eso tienes las caídas o los accidentes, lesiones u otras situaciones.

Si tras un accidente se mantiene un problema o situación o malestar en ti puede ser porque cuando tuviste este accidente no resolviste el karma de tus antepasados. Contempla el corregir karma de antepasados y así no experimentas estos acontecimientos que te dañan.