Search
miércoles 18 January 2017
  • :
  • :

Proceso energético para mejorar a nivel físico, mental y espiritual

El dolor. Dolor físico, mental y espiritual.

La vida no tiene que ser dolorosa.

Es muy importante tensar el cuerpo para energetizarlo de forma frecuente y así tendrás más equilibrio físico.

El dolor que tienes puede venir de dolor de tus familiares. El dolor de ellos puede hacer que tu tengas dolor. Cuando tienes dolor físico, entonces el dolor de la familia no te duele tanto, o no te hace tanto daño. Tómate un momento para sentir si esto aplica a ti, y si es así, corrígelo en ti y borra las debilidades que detectes en tu familia. Debilidades en tu familia pueden conducir a dolor en el cuerpo.

La sensación de dolor es la que conduce a por ejemplo inflamación en tu cuerpo, no al revés.

Cada vez que te fuerzas a hacer algo tendrás dolor. No se trata de forzarte. Se trata de que te muevas en equilibrio y aceptación. Que estés neutral contigo y con la vida.

Cuando toda tu estructura está en equilibrio no tendrás dolor en ninguna parte del cuerpo. Con lo cual si tienes dolor corrige para restablecer ese equilibrio en ti viendo que te produjo esa inestabilidad o bloqueo.

El dolor mental consta de: Dolor de pensamiento- Dolor emocional- o Dolor psicológico (es el que va más allá del emocional). Cuando piensas que no estás avanzando en tu vida, eso puede ser doloroso para ti. El insuficiente movimiento físico o en tu vida puede ser lo que te produzca dolor, no al revés.

La fuente del dolor no es la mala alineación. Sino que 1º tienes el dolor y por eso tienes la mala alineación de tu cuerpo.

Cuando tienes dolor tratas de compensar ese dolor y de ahí vienen debilidades que te afectan en tu cuerpo, mente o espíritu.

El dolor puede venir de tu cuerpo, de tu mente o de tu espíritu pero también puede venir de fuera de ti, del entorno físico que te rodea, de otras personas, de sus mentes o de su espíritu.

Tienes el dolor y por eso tienes caídas, accidentes, lesiones  y demás.

Cuando tienes dolor o problemas la tendencia natural es tratar de relajarte de la situación. El problema entonces es el exceso de relajación. Imprescindible es tensar más a menudo. Que tu cuerpo tense a igual ritmo que el corazón.

Con dolor no tienes que entender nada. Sólo tienes que experimentar como liberarte de él. Es experimentar cómo encontrar lo que te afecta o te crea dolor. Sentir lo que te afecta. Que lo entiendas no implica que lo puedas resolver. Porque puede que no sepas qué hacer con él. Borra el entender de ti porque viene de la mente y te saboteará.

Quieres mejorar tu inteligencia física y eso cuidará de tu cuerpo.

Puedes creer que el dolor es físico pero en realidad venir de la mente. El borrar el efecto de tu mente en ti es el punto de partida para quitarte el dolor de arriba.

A veces tienes que hacer más de 1 corrección porque pueden haber muchas cosas que tengas que resolver, lo sepas a nivel consciente o no.

Tu cuerpo puede haber capturado tanto tu mente que le es difícil soltar la influencia de la mente. y es doloroso dejar ir y es doloroso mantener las cosas en ti. Y pueden haber otras cosas en tu vida dolorosas de mantener y de dejar ir. Fortalece el que tengas acción y estés tu en control de tu situación. No que tu situación esté en control de ti.

Si lo que piensas es doloroso, tarde o temprano te va a afectar al cuerpo.

El dolor te lleva a la enfermedad.

La lesión no te da el dolor sino al revés.

Hay dolor físico.  Dolor mental (puede ser emocional o psicológico). Lo psicológico tiene que ver con perder el control de las emociones. Hay también dolor espiritual o psíquico (que es por ejemplo coger el dolor de otros).

El dolor ya está ahí y luego afecta a las distintas partes del cuerpo. Ya lo tienes, antes del daño o la lesión.  La lesión no es lo que te da dolor.

El dolor que no se relacione a emociones, reacciones o malas interpretaciones. Es sólo una sensación, nada más, y si no lo conectas con emociones u otras sensaciones no es tan importante.

Si tu cuerpo está fuerte es menos probable que cojas dolor mental o espiritual.

Donde sientes la sensación de dolor, casi nunca viene de ahí el dolor. Ver áreas débiles en tu cuerpo y que causó esas debilidades.

Cualquier dolor que tengas viene de tu médula espinal. Por eso hay que corregir en la médula espinal.

El dolor ralentiza todo en el cuerpo.

Un dolor sin emociones es más fácil quitarlo. Es fácil borrarlo si no tienes esa conexión con miedos, fobias y otras sensaciones.

No hay que crear enfermedades para moverte en otra dirección.

El dolor crea agarrotamiento, rigidez, limitaciones, tirantez, sobre protección, etc.

El dolor tiene que irse antes de que vuelvas a funcionar bien.

Si mejoras tu inteligencia física sabrás que es lo que está pasando.  Te comunicarás mejor con tu cuerpo y podrás detectar que está causándote dolor.

El sistema linfático tiene que ser corregido o fortalecido cuando hay dolor para que vuelva a funcionar correctamente si se detectan debilidades en él.