Search
miércoles 20 September 2017
  • :
  • :

Proceso energético para mejorar a nivel físico, mental y espiritual

El sistema linfático. ¡Cómo actúa!. Fantástico artículo del Dr. Yuen.

Cuando el flujo linfático es lento.

Cuando el sistema linfático no está fluyendo a la par, se crea una lentitud linfática y cierta interrupción que conduce al cuerpo a experimentar el principio de  la infección y / o infestación. Estas últimas dos secuencias de eventos, vienen justo después de que tu cuerpo ha pasado por estar lento, estancado, bloqueado, congestionado e inflamado. Estas secuencias de ralentización de los acontecimientos conducen al dolor, la incomodidad, hipersensibilidad, dolor muscular, sensación de ardor y presión como una primera lista de posibles sensaciones físicas desagradables. Como regla general, la lentitud linfática siempre se puede encontrar en cualquier parte del cuerpo dolorida. Ese es el resultado final, no  la causa inicial. El pensar en ello como la causa, se interpondrá en el camino de resolver el dolor y otras sensaciones físicas desagradables. Para resolver cualquier dolor corporal y estas sensaciones desagradables, no se requiere tratamiento en el lugar donde se sienten las sensaciones. El ajuste para crear el cambio más eficaz, debe hacerse en la médula espinal o en la línea media de tu cuerpo. El uso de un impulso mental rápido preferentemente en los puntos débiles de la médula espinal reducirá la intensidad de las sensaciones desagradables. Cualquiera puede hacer esto sin considerarlo una terapia. El sistema linfático funciona en tu cuerpo todo el tiempo, pero no siempre es cien por ciento efectivo y eficiente en todo momento. Donde tu cuerpo está experimentando un problema, las acciones linfáticas ahí serán débiles.. El sistema linfático no está haciendo su función de drenar y eliminar todo lo que no pertenecía a ese lugar, como productos químicos, desechos celulares, infecciones, infestaciones, escombros, el tejido cicatricial, las células cancerosas y tejidos, incluso el exceso de minerales. La peor acumulación de sustancias degenerativas son los desechos celulares y las células muertas. Lo que no pertenece a tu cuerpo se procesa a través del sistema linfático y luego a través de los riñones y el hígado hacia el intestino grueso y la vejiga urinaria, llegando finalmente a ser eliminados. Este sistema puede eliminar virus y bacterias mortales de tu cuerpo cuando los antibióticos más poderosos fallan. Los antibióticos no los  matan, sólo las excreta de tu cuerpo. Tu puedes utilizar el sistema linfático para desintoxicar la acumulación de toxicidad de  desechos celulares y  células muertas de articulaciónes y  huesos; y detener su degeneración. Esto permite que tu inteligencia física regenere las articulaciones mediante la inversión de los efectos de la osteoporosis y de otros procesos degenerativos. La falacia de la salud común es la idea de que tu cuerpo necesita constantemente ser más alimentado  para eliminar la toxicidad. Los expertos en salud están siempre preocupados por lo que consumes, por lo que es bueno para tí. Ellos hacen caso omiso a todo lo que se convierte en perjudicial, cuando se acumula con el tiempo dentro de tí. Sin este proceso de desintoxicación contínuo terminas teniendo  nutrientes tóxicos. Las sustancias nutritivas incluyen alimentos “saludables” y suplementos, éstos se convierten en tóxicos cuando permanecen demasiado tiempo en el cuerpo. Esto es el análogo de los alimentos que quedan demasiado tiempo en su refrigerador. Es el papel del sistema linfático drenar y eliminar estas sustancias nocivas de  tu cuerpo. Si el sistema linfático  se obstruye, se puede poner en marcha el proceso de limpieza con correcciones energéticas mediante la colocación de un pensamiento rápido, preciso y breve en la línea media de tu cuerpo.

Dr KY DC