Search
martes 24 October 2017
  • :
  • :

Proceso energético para mejorar a nivel físico, mental y espiritual

Insomnio. Abordado con correcciones energéticas.

Hay aspectos a considerar a través de sentir fuerte o débil con respecto al insomnio:

Ver si hay experiencias pasadas negativas de sucederte cosas mientras dormías.

Ver si tiene que ver contigo o con tus ancestros.

Hay que ver si estás experimentando aquello que tus ancestros temen y  conectas espiritualmente con ello. Corregir para quitarlo; para que los ancestros estén bien con lo que les aconteció; para que no trasladen esa experiencia de miedo a los descendientes.

Ver si hay karma.

Ver si hay debilidad en las posiciones: acostado, boca arriba, boca abajo, etc.

Ver si no estar conscientemente despierto te debilita. Experiencias de perder la consciencia o de estar inconsciente. Quitar esas experiencias para así ir a dormir de forma natural y sin lucha.

Ver si hay debilidad en demasiado enfermo para levantarte.

Corregir para no luchar con el insomnio. Corregir la creencia de miedo a no dormir porque puedes tener emociones-reacciones-sensaciones al respecto; y al quitar todo, la rutina diaria no tiene efecto en ti.

Al acostarte para ir a dormir puede ser que no te puedas proteger de las experiencias espirituales. Cuando te duermes la protección consciente de la mente no está y entras en efecto no consciente. Corregir para eliminar esto (el no poder protegerte). Por el día te puedes proteger, pero por la noche crees que no. Hay también una mala interpretación del cuerpo y de cómo funciona. Y eso hace que la energía no esté equilibrada. Y dificulta el quedarte dormido y permanecer así. Corregir para equilibrio en la energía. Cuando te duermes, la energía de desequilibrio sale de ti y se mantiene en la habitación pero vuelve a ti de forma más intensa, incluso brusca y eso te mantiene despierto. Corregir esa situación.

Es importante no darle tanta importancia al tema del insomnio o problemas con dormir porque entre menos te afecte mentalmente menos emociones le atribuyes y más llegas a la razón-causa-fuente del problema.

Entre menos te afecta, menos lo tienes. Entre más te afecta, más lo tienes.

Fortalece tu claridad para llegar a la respuesta correcta. Para que sepas qué está pasando dentro y fuera de ti. Que puedas conectar con ello.