Search
domingo 28 May 2017
  • :
  • :

Proceso energético para mejorar a nivel físico, mental y espiritual

Las Adicciones.

Con las adicciones, por ejemplo la adicción a fumar, lo que se pretende con el Método Yuen es que la persona mantenga una tranquilidad. Que no tenga que estar luchando con el pensamiento de que tiene que dejar esa adicción. Se trata de que no le moleste  ninguna de las dos opciones: fumar-o no fumar. Se va siguiendo la debilidad y  fortaleciendo a la persona ante  la triada de la realización, que en este caso sería: fuerte  la persona ante “el querer fumar”-ante “la necesidad de fumar”- ante “el deseo de fumar”.  Si quiere fumar, que la persona esté fuerte con ello. Y si no quiere fumar, que esté fuerte con ello también. Y que la necesidad de fumar o no fumar que esté  fuerte también. Lo mismo con el deseo: deseo de fumar que esté fuerte la persona ante ello y si no hay deseo también fuerte.  Así la persona tiene las dos elecciones para estar fuerte y puede  mantenerse  tranquila a cerca de la situación y no va a estar detonado por otras cosas en su vida que le crean problemas acerca del no  fumar o el pensamiento de que se equivocó en su elección cuando se volvió fumador.

Aclarar todo esto y entonces ver si realmente tiene un problema  con fumar-no fumar, o si le pasa algo consigo mismo e ir corrigiendo todo lo que encontremos que debilita a la persona, le quita energía y le vuelve negativo o propenso a las adicciones. Es importante ver el pasado,  a ver que le hizo empezar a fumar. Conectar con el momento en que comenzó todo. Ir a ese instante donde decidió empezar a fumar y corregir ante razones-causas-fuentes de esa elección. Ver que le debilita o fascina acerca de fumar. Lo que queremos es cambiar eso de su pasado y que cuando la persona mira su presente que esté  fuerte y ante el futuro fuerte también. Las correcciones van en la línea de que  la persona esté fuerte para ser un “no fumador”.  Se fortalece el consciente en la persona para que perciba los cambios que le van aconteciendo con las correcciones. Todo es devolverle su propio poder y el control de su vida.

Conectar con “qué le conduce a la adicción”. Ver si la adicción viene de antepasados, de  experiencias negativas, relaciones, enfermedades, de temas de carrera /profesión, dinero y de que no conecta con su propósito de vida  entre otros o que le debilita su misión de vida.

Si la persona está fuerte  con el pentágono de experiencias negativas de vida va a poder soportar todas sus experiencias, especialmente las pasadas.

Con la adicción a las drogas vemos si la debilidad está en la lucha o es más bien  confusión que la persona siente a cerca de su vida, y como no puede resolverla se droga y enmascara su debilidad que viene causada por su confusión.

Se conecta con la persona y vemos si el problema viene de experiencias espirituales de estar confuso y de no poder resolver los soportes básicos de su vida o información equivocada que le está debilitando  e incluso malas interpretaciones de ciertos eventos y acontecimientos que le hieren.

La base del trabajo de correcciones con las adicciones es que la persona no sienta la necesidad de (drogas, alcohol, tabaco, café, comida, juego…) y que pueda elegir. Entonces elegirá lo correcto por instinto, por reflejos, por la propia inteligencia física que le coloca en el camino correcto. Con la adicción a comer o a la comida, lo que se pretende es que la persona sea más fuerte que la comida y que no haya energía de lucha consigo misma. Así deja de ser un problema la comida o el comer y la persona recupera su poder de elección y puede escoger comer o no comer; pero ya no es que no le quede más remedio que comer porque la comida sea más fuerte que ella.

De nuevo, es importante saber que el Método y  las correcciones son un proceso; una nueva forma de pensar, sentir y resolver los problemas de nuestra vida. Conectando con la causa, razón, fuente de lo que le produce a la persona el problema o dificultad es como se resuelve su situación.