Search
martes 24 October 2017
  • :
  • :

Proceso energético para mejorar a nivel físico, mental y espiritual

Las interpretaciones erróneas. Neutralidad en el conflicto de los opuestos.

Si malinterpretas  o interpretas erróneamente no vas a tener claridad. Las malas interpretaciones interfieren en que resuelvas tus problemas. Pueden ser tus interpretaciones erróneas o las de otras personas las que te afectan (familiares, especialistas, profesores, amigos, vecinos, entorno: barrio/ciudad donde vives, país, etc.).

Las interpretaciones erróneas se vuelven un problema. Son más la razón, causa o fuente de enfermedades, dolencias, achaques, trastornos o lesiones que cualquier otra cosa.

Hay que corregir/borrar el efecto acumulado de malas interpretaciones. Por ejemplo, de tus problemas.

Es el conflicto de los opuestos lo que hay que equilibrar en las malas interpretaciones o interpretaciones erróneas.

Conflicto de los opuestos: si lo tienes, desearías no tenerlo y si no lo tienes desearías tenerlo. Quieres estar fuerte con lo que sea que hagas. Con todo lo que hagas en tu vida.

Si no hay debilidad en lo que dices es que mal interpretas y esa es la debilidad. Es “otras cosas en tu vida que no van bien” no aquello de lo que te quejas o te molesta o preocupa.

Cada vez que mal interpretas traes a la superficie todas tus malas interpretaciones y las del resto del planeta (consciencias colectivas). Corrige esto en ti y tu familia (fortalece ante ello) y borra consciencias colectivas (culturales y religiosas) que pudieran interferir en tu claridad.

Borra malas interpretaciones (el efecto) de no saber qué es lo que te pasa y eso es lo que puede estarte molestando.

Las interpretaciones incorrectas te crean confusión.

Si sientes miedo, mira a ver si es realmente mala interpretación. Puede ser “no saber qué está pasando”. No sabes que está pasando, no tienes respuestas y cuando no sabes, dices: “tengo miedo”. El miedo no describe nada.

Fortalecer la acción para “cambiar”. Que tu acción interna apoye lo que quieres hacer. Y fortalece tu claridad para que sea más rápida.

Cuando la persona dice que algo le molesta “lo mismo”, ver si puede ser que para ella decir que “algo se fue” sea la debilidad. Que algo se haya ido puede ser su resistencia. Le puede debilitar el que algo se vaya. Ver:  tras las correcciones.

Las malas interpretaciones hacen imposible resolver el problema.

Puede haber malas interpretaciones de que alguien ha robado tu vida de ti. Por ejemplo: una relación, un trabajo o el sistema político y tu sintiendo que esto de alguna forma te ha quitado la vida o robado vida de ti o tu energía vital.

Al corregir la persona se vuelve neutral ante estas 6 alternativas: lo mismo- no lo mismo- diferente- no diferente- cambiar- no cambiar (que son la lucha de la persona en su vida) y además hay que fortalecer su percepción para que note los cambios.

También es importante corregir estrategias erróneas (Que es por lo que la persona no llega a la verdad y no resuelve las situaciones en su vida): reprimir-no admitir/negar-anestesiarse/insensibilizarse-desconectar (total/parcial)-mentir-olvidar

Cuando mal interpretas algo, en ese momento la situación se torna peor. Entonces hay de alguna forma un efecto de trastorno emocional y mental por no llegar a la respuesta correcta. Si te mantienes en una posición de que la respuesta equivocada es la correcta vas a estar luchando con frecuencia con tu situación de vida.

No quieres estar luchando con nada al respecto de tu situación de vida. Lo que quieres es llegar a la respuesta correcta a cada pregunta o problema que tengas en cuestión de segundos. Fortalece el equilibrio en ti (así estás neutral en vez de luchando con todo dentro y fuera de ti). Al estar en equilibrio y no en lucha puedes encontrar tu verdadero propósito. Luchar constantemente no te hace más fuerte. Cuando estás en constante lucha también hay una tendencia a poner a los demás a luchar y así se crea desequilibrio fuera de ti.

El camino que te lleva a la salud, prosperidad, éxito, libertad, sin estrés, sin dolor es un derecho fundamental desde que naces. La claridad para lograr esto ya está en ti; sólo hay que fortalecerla.

La velocidad, el tiempo y la energía deben estar fuertes en ti para que puedas separar y comparar: fuerte o débil, verdad o no verdad,  correcto o no correcto, unos o ceros en lenguaje informático. Así conectas con tu inteligencia física y el saber físico al que se refiere las correcciones energéticas. Entonces las respuestas correctas conectan contigo y tú con las respuestas.

Fuerte o débil no es una pregunta; es una comparación que haces con tu cerebro, no con tu mente.