Search
sábado 25 March 2017
  • :
  • :

Proceso energético para mejorar a nivel físico, mental y espiritual

Vídeo sobre aprender o entender las correcciones energéticas. Matices y detalles que las simplifican.

Entender trae implicación de la mente y hace más difícil mejorar lo que quieres mejorar. La mente no mejora nada. Te sabotea y no te das cuenta.

Este vídeo te aporta claridad sobre las correcciones energéticas y el método.  No se trata de aprenderlo o entenderlo. Es conectar con tu inteligencia física y descargarte la información correcta que aplica a tu situación o problema que estás teniendo y resolverlo.

Cuando eliges lo que quieres hacer, lo que sea que elijas será lo correcto. Esa es la posición en la que quieres estar y desde donde es mejor que te manejes. Cuando corriges  tu línea media debe estar a 100%  y potencial infinito. Es importante recordar que si experimentas las correcciones, no tienes que entenderlas o entender el método porque los resultados hablan por si solos. Cada día tomate 1 segundo para que tu médula espinal esté fuerte para lo que quieres  que pase.  Siente debilidades que aplican a ti/o tu situación  y conecta con la razón, causa o fuente que produjo esas debilidades.

Es todo a cerca de: aportar beneficio a ti mismo y a otros y también de cómo procesamos el estar vivos. Si vuelve un problema,  sentir si es que la médula espinal no está apoyando esa corrección.  Entonces fortalecerla a 100% y potencial infinito y que esa corrección se mantenga 100% del tiempo. La médula espinal es lo que hace tu cuerpo fuerte. Tu cuerpo no se pone fuerte por sí mismo o se reduce de tamaño por sí mismo. Tiene que venir de la médula espinal, del cerebro inferior  y del cerebro del cráneo. Fortalecer el incremento de  energía en tu línea media  al 100% y potencial infinito; así hay menos posibilidades de accidentes, dolor físico, o de tener problemas. Fortalece  tu médula espinal si quieres que tu cuerpo funcione mejor. Si se relaja el cuerpo en exceso, uno se  muere. Si tienes un dolor en una articulación y al preguntarte si la debilidad es física o no física,  sientes que es física, ten en cuenta que aunque sea la articulación lo que te duele, el dolor más bien provendrá de la médula espinal. Es donde hay que corregir y fortalecer. No en la articulación dolorida. Ver Esquema de cómo seguir la debilidad.

Es importante que te asegures de que: 1. Cada parte del cuerpo esté en equilibrio con resto del cuerpo- 2. Que la corrección esté apoyada por la médula espinal,  las meninges y los 5 cerebros  3. Fortalece cada componente de la  forma física   4. Contemplar el incrementar la regeneración dentro del cuerpo. Por ejemplo: Nitrógeno-carbono-oxígeno, conectar con los factores de tensar y fortalecerlos.

Cuando haces una sesión de correcciones energéticas  y la persona dice que está igual y tú ya has detectado debilidades y las has fortalecido, pregúntale: ¿qué emoción tiene? ¿Hay alguna emoción que te gustaría no tener? y desde ahí sigue la debilidad. Fortalece para “si no lo tiene”, (el problema que sea), que esté bien. Fortalece para “perderlo todo” (dolor incluido), entonces la persona puede elegir. Tienes esa seguridad, esa confianza y ya no vas a tener que mencionarlo más o luchar con ello. Al corregir: si la persona  te dice que queda un poquito, corrige: juicios-críticas-pensamientos rígidos  y también antepasados  teniendo un efecto en ella. Si algo te afecta infinito % significa que no encuentras lugar en el planeta donde esconderte. Lo que sientes  es lo que te dice lo que tienes que hacer y dónde estás. Cuando el problema es avanzar. Considera lo siguiente: Si tú fueras alguien que impidiera a otros avanzar (aunque no seas consciente de ello), ¿te molestaría ser esa clase de persona? Y desde ahí sigue la debilidad. Cuando estás fuerte con los “no” de tu vida, estarás fuerte con los “si”  de tu vida. Y la energía cambiará  hacia mejorar. Sientes la debilidad y luego pones un significado a la debilidad. Piensa  en “lo que no puedes dejar de hacer”, vas a la línea media y fortaleces  esa debilidad en la línea media. La respuesta que te afecta es la debilidad que te afecta. Todo se trata de es experimentar, no de entender. Tensar las meninges, así estarás fuerte neurológica mente. Con respecto a los factores de tensar: 1º Tensas cuerpo o la parte del cuerpo que quieres fortalecer. 2º Testas o sientes cada uno de la lista de factores y fortaleces  las debilidades. 3º Tensas de nuevo y ves cómo te sientes. Si quieres que el cuerpo esté bien, quita la mente del cuerpo. Si quieres que tu mente esté en el cuerpo, la pones en el cerebro inferior. Si tienes problemas tensando el sacro, entonces tensa los pies. Un dolor, el que sea, si no lo tienes  ahora, o cuando lo vas a corregir,  fortalece para no tenerlo a futuro,  porque la debilidad puede estar en tenerlo a futuro (o sea, que el dolor vuelva). A la mente le importa un pito como te sientas físicamente.  Recuerda  que tu mente es tu trabajadora, no tu consultora. Darle demasiado significado a las cosas no es bueno.  Mejor tener energía interna para cambiar y mejorar. Quitar tanta seriedad de todo es más efectivo para poder resolver las situaciones de la vida. Algo puede ser difícil para ti porque se lo pusiste difícil a otros. Experiencias de haberle puesto las cosas difíciles a otros. Es conectar con esa energía, fortalecerte ante ello y borrar el efecto de ello  en ti. Si tu cuerpo conecta fuertemente con tu espíritu, tú sufres. Es fácil pensar y olvidarte de sentir. Pero con la energía mental no logras los resultados que logras con la energía del sentir o con tu inteligencia física, que es la inteligencia del cerebro y de cada célula de tu cuerpo. Cuando todo está en equilibrio, nada te importa o afecta negativamente y todo funciona con más facilidad en tu vida. Es mejor tener “resultados” a que con la mente trates de crear: entusiasmo, pasión, motivación e inspiración. Estos deben provenir de tu energía interna, de tus partículas cuánticas, no de la mente. No es sentarte a recibir tratamiento ahí relajadito. Es encontrar la razón detrás de la debilidad. Cualquier limitación o restricción en tu vida puede causar también dolor físico y emocional. El sentimiento de pérdida de libertad, por ejemplo, puede crear inexplicable rigidez, agarrotamiento y dolor en el cuerpo.   Ver experiencias negativas de vida.

La llave para borrar el estrés, la ansiedad y los problemas de salud mental no es la excesiva relajación. La llave es tu habilidad para mantener un estado de fortaleza y neutralidad, no importa en qué situación mental o física te encuentres. La persona a la que tratas con las correcciones mejora porque encuentras la debilidad principal que le afecta y la resuelves. Ver la simplicidad de lo que es el problema y de lo que lo causó. Esa es la esencia.